Noah el primario

Noah es el último de los clones humanos existentes en el planeta Tierra. A mediados del siglo XXI, la clonación humana se perfecciona de formas nunca antes vistas, lo que da paso al comercio de partes humanas como piezas de repuesto. Durante las investigaciones, por accidente, descubren que pueden tener acceso ilimitado a su «memoria genética», lo que provoca una división en la sociedad, la cual está gobernada principalmente por un estado religioso muy cercano al cristianismo, donde otras formas de espiritualidad se han extinguido o han sido suprimidas casi por completo. Otra facción, con gran fuerza, son aquellos que creen en el método científico y su capacidad para desarrollar al ser humano más allá de sus capacidades, creando una nueva sociedad basada en la ciencia y la tecnología.